…minorías sin importancia…

“Valcárcel suspende temporalmente la tarjeta sanitaria a parados y extranjeros”

Así titula el periódico El país, las medidas contra los derechos de los ciudadanos murcianos-as…

“El Ejecutivo de Murcia, que preside Ramón Luis Valcárcel (PP), ha suprimido temporalmente la tarjeta sanitaria a parados, extranjeros e inmigrantes sin permiso de residencia que han agotado sus prestaciones por desempleo. La medida se aplica, como mínimo, desde octubre y afecta a 400 personas, según el PSOE, y a “cinco personas”, según la Región de Murcia, que asegura que esta decisión no deja desatendido a ningún ciudadano.” y sigue, claro…el artículo (igual también los recortes, tijeretazos, etc…o como se le quiera llamar, hasta eufemísticamente hablando: “necesidades de control de gasto ante la crisis”, “reajustes”…etc.)

(…)

“Murcia, con esta decisión, se suma a Galicia, donde el Gobierno del popular Alberto Núñez Feijóo ha bloqueado la tarjeta sanitaria a parados de más de un año o sin prestación económica de algún tipo, según han denunciado los afectados.”

En fin…lo que me llama la atención más, porque el tijeretazo estaba cantado, y los ciudadanos han votado para esto, entre otras cosas, según parece…, es que parados, extranjeros e inmigrantes sin permiso de residencia que han agotado sus prestaciones por desempleo son, según el gobierno regional murciano “cinco personas”…vamos, una minoría…Y entonces digo yo: ¿si es tan irrisoria…por qué llegar a esta medida?…

NO, no nos dejemos engañar, estaban deseando tomarla…porque parece que va en la genética de partidos políticos de derechas (y otros), explotar a los que vienen pero, estar deseando en el fondo, que sean invisibles, que se vuelvan por donde han venido, o que no molesten, que no sean una carga, aunque haya estado contribuyendo a la producción y el consumo (porque incluso quienes no han estado dados de alta en la SS y no ha cotizado, o son ilegales y no pagan Hacienda, si viven aquí, aunque consuman, también comen y por tanto pagan en tiendas (patrias, la mayoría), viven y pagan vivienda (aunque sea una misma habitación compartida -o si no que se lo digan a los arrendatarios de pisos “normales” o de los famosos pisos patera…), o sea, vivir en un país “mejor” que el de ellos-as, no implica que estén de gratis, pese a quienes se les llena la boca con que viven de caridad, perciben ayudas que no merecen (o incluso, he llegado a escuchar, que nos quitan, la vez en el médico, la ayuda para un piso, o el puesto en el colegio de tal barrio…)…en fin.

He vivido en un barrio donde, de pronto, en pocos años, se llenó de migrantes…qué pasó, no sólo había más gente por las calles, cosa que me alegró, y hubo más “colorido” racial y mestizaje cultura (cosa que me encantó) sino que las tiendas no daban a basta, sobre todo los comercios de comestibles tipo Mercadona…Que le pregunten a este establecimiento si no ha notado el crecimiento en la mayor época de “bonanza” (inmobiliaria pro burbuja) de inmigración en este país.

Y también he estado en situación de desempleo, y se me ha terminado la prestación, y he estado varios meses sin nada…, españolita con carrera y experiencia laborar, “sobradamente preparada”…, pero me ha tranquilizado saber que mientras encontraba otro curre, estaba cubierta por una de las cosas más avanzadas y mejor establecidas del estado donde vivía…

Y he defendido, cuando si tenía trabajo, que gracias a que todos paguemos un poco a la seguridad social, todos estemos cubiertos…, lo he defendido ante mi familia “de posibles”, aunque sabía que seguramente, si yo no tuviera trabajo, ellos me ayudaría, con lo que no estaría en un total desamparo…Si yo, familia en buena situación, de este país, con licenciatura y educación, no encuentro trabajo, me den de lado, con lo que mis padres trabajaron para esto…no me quejo, quién lo hará…Ya está bien de egoísmos, de mirarnos el ombligo…

Me estremece pensar en que, precisamente, los que peor están, son los más “castigados” por estas medidas, pero claro, utilizando palabras el ínclito nuevo jefe del estado español, son personas (porque lo son, no?, por ahora lo son, aun les podemos llamar “personas”) que no han ahorrado en su vida (o en la vida, sus antepasados), por ello no merecen nada.

Derechos, que no sólo “prestaciones” o “servicios”, como los catalogan a veces…es lo que parece que quieren quemar en la hoguera…del bienestar social…

Impactos: 229

Los comentarios están cerrados.