'patrimonio cultural' Categoría

Visibilizando Cultura&Mujer: “Yolanda, alma de Almedina Baraka”

junio 12th, 2019 junio 12th, 2019
Posted in Almería, Gestión cultural, Lugares para el arte y cultura, Músicas, patrimonio cultural, sentir, Social
Comentarios desactivados en Visibilizando Cultura&Mujer: “Yolanda, alma de Almedina Baraka”

Yolanda, alma de Almedina Baraka

Dentro de este apartado de visibilización del trabajo de mujeres que crean, gestionan o se mueven en lo cultural en Almería, me ha llamado la atención la actividad de Yolanda Martínez Lirola (Almería, 1965), responsable de la programación cultural de Almedian Baraka, así como de la de la Tetería Almedina, de anterior fundación y en funcionamiento desde hace años.

Al hacer la semblanza de Yolanda veo que se traza por un camino concreto y diáfano, pero no falto de enriquecedoras experiencias.

Nos conocimos hace un año escaso y, aunque nos vemos en diferentes tipos de eventos de la capital (Almería hierve en actividad musical y artística en general), y compartimos buenas amistades, hemos ido dilatando el realizar la entrevista para hacerla con calma (calma: esa palabra que ya casi idealizo por ser tan escasa y un bien no lo suficientemente ponderado…). Al fin nos encontramos una mañana primaveral cerca del mar, junto a catamaranes, velas y palos marineros, dársenas, equipamientos deportivos y aire fresco, y charlamos a la sombra de una café tranquilito.

La palabra Baraka[1]  planea sobre mí durante todo el tiempo desde el comienzo de la charla, como algo mágico cuyo significado concreto desconozco… Así que cuando le pregunto, a mitad de la entrevista casi, por su significado (hermosísimo por cierto), este da sentido a gran parte de todas las actividades y acciones que lleva a cabo Yolanda. Baraka se puede traducir como “don”, o “lo divino en la tierra”; algo así como tener una facilidad para la realización de algo. Un concepto muy cercano al “duende” de lo flamenco y lo gitano, algo muy presente en Almedina Baraka, no sólo por las actuaciones musicales sino por la cercanía a La Chanca desde la antigua zona de la Alcazaba y su Almedina.

Pero, volviendo a Yolanda, mujer de poderosa risa, es trabajadora social de profesión, y siempre anda de allá para acá ocupada en algo, aunque sonriente y cordial, de buen talante y muchísima curiosidad; amante de la fotografía y del flamenco (si puede, arranca a cantar una copla, una seguiriya o cualquier palo que venga a cuento según la compañía o circunstancias) dedica gran parte de su tiempo a la gestión cultural, aunque le dé reparo que yo lo llame así…, algo que demuestra su sentido de la responsabilidad.

Yolanda organiza las actuaciones para las veladas de cenas musicadas (todos los sábados) desde Julio de 2017 y, recientemente también, un mercadillo, el tercer domingo de cada mes normalmente (donde “cualquier persona interesada puede participar como vendedora o compradora o cambiadora de ropa usada, libros, etc.”),  charlas o recitales, en el restaurante Almedina Baraka (frente a la entrada de la Alcazaba, en un espacio de tres plantas con terraza y patio de gran encanto de aires andalusíes), algo que anteriormente hacían también (pero de una forma menos asidua y programada) en la Tetería Almedina. Pero además, junto a Pedro, co-gestiona la Asociación El recuerdo de la Almedina y la citada Tetería Almedina, tetería-restaurante emblemático de la zona de la Almedina (zona que, por cierto, se ha ido recuperando para la ciudadanía poco a poco y que daría para hablar en un post aparte, y que en parte le debe a estas iniciativas parte de esa rehabilitación para nuestra comunidad).

“Lo que me ha motivado a dirigir el  proyecto Almedina Baraka, también presente en la teteria Almedina, ha sido:  el estar enmarcado  en uno de los lugares más bellos de la ciudad, pero olvidado; estoy ayudando a devolverle el brillo, a partir de un solar lleno de basura y una casa en ruina el nacimiento de un restaurante tetería, no con un sentido comercial al uso, porque ni por formación o por trayectoria profesional o vital, he estado ligada a la hostelería sino al trabajo social.”

Pero…, dedicarse a algo así con tanta ilusión como veo que hace (y por lo que en parte quería traerla a este blog) no se hace de la noche a la mañana, y todo este proyecto  proviene de una idea fija desde muy joven, el poder vivir en la zona de la Almedina devolviéndole parte de su idiosincrasia, haciéndola, activamente, más habitable en el siglo XXI (tal como yo lo entiendo al menos).

Todo ello se ha ido realizando compartiendo este sueño con la asociación antes mencionada desde un principio y una serie de personas con los mismos deseos e impulsos.

 “Mi tendencia humanista está acompañada por la conciencia de una vida ecológica y saludable por crear situaciones y ambientes perfumados por armonía, recuperar rincones bonitos poniéndolos en uso y a disposición de quienes gusten, el progreso personal-colectivo y el sabor por la construcción antigua y tradicional”

Así pues, primero fue creada la Asociación El recuerdo de la Almedina y la entidad religiosa “Comunidad Musulmana Almedina” (donde se puede orar como en una mezquita y también reunirse quienes se han hecho musulmanes o sus invitados), y sus inicios para dinamizar el panorama del barrio fue con un proyecto que ella recuerda con mucho cariño: el Zoco (2005-2007), un mercadillo temático que los sábados por la mañana se establecía para promocionar la cultura en la zona, y que reunía a artesanos, artistas y músicos, desde donde se hicieron interesantes actividades (en algunos momentos incluso apoyados por el ayuntamiento) como los homenajes a Miguel Hernández, Leopoldo María Panero o José Ángel Valente, entre los más destacados.

Aquella iniciativa “tuvo que desaparecer” como ella misma comenta, por muchos motivos, pero dejó huella y una buena experiencia para, como prefiere llamarlo, “hacer que se aprecie la cultura”.

Así que aquí tenemos actualmente a Yolanda, tras 16 años llevando poesía (como Juan Carlos Mestre), pequeñas exposiciones de grabado o dibujo, y actuaciones de cantautores o músicos en la Tetería Almedina, que ahora se consolida en Almedina Baraka con interesantes artistas (algun@s conocidos ya) como, recientemente, Zarrita (Flamenco, baladas), u otras propuestas inéditas en Almería, siempre en “pequeña” formación (dúos o tríos, ya que el escenario es de dimensiones reducidas, pero por expreso deseo de buscar lo intimista y acogedor), como Dioro (Tango), Hipnosis (poesía y violín), Mariana Accelli (Fados y Tangos) o Level Eye ( Rhythm Blue y Soul).

Pero hay otro tipo de actividades, como las de carácter poético, que se graba en Almedina Baraka con el programa de radio Mar de Jairan, y presentaciones de libros, como “Cuando El Trabajo Social es Literatura”.

En invierno las actuaciones o recitales tienen lugar dentro de una de las tres plantas dedicadas a restaurante y tetería, pero en verano se realizan en la terraza con vistas a la  Alcazaba, y quiero resaltar que no pertenecen a un circuito concreto, como imaginé por su calidad y variedad, sino que contactan con la asociación o el lugar, y Yolanda es a quien le toca discernir sobre la calidad de sus propuestas, currículos o trayectoria.

      

En definitiva, Yolanda ha conseguido dar vida a un espacio íntimo, tranquilo para la degustación tanto de la buena música y la cultura como la de la comida, repostería, bebidas de diversos tipos, lugares y tiempo andalusí, marroquí, tunecina, libanesa o de Oriente Medio.

“Bajo esta luz se gesta un centro gastronómico, cultural, saludable, con encanto, integrador, motivador de convivencia de culturas e inclusivo.”

Sin la vertiente gastronómica o de tetería, la asociación cultural y sus actividades no podrían llevarse a cabo, y es una de las “patas de la mesa” del proyecto, como ella misma se refiere en cuanto a la parte económica que sustenta Almedina Baraka .

Además, Yolanda se muestra muy orgullosa cuando me cuenta que “colaboramos en la medida de las posibilidades del lugar con toda asociación o personas que hacen propuestas o actividades que tengan principios comunes a los que mueve este lugar”.

Preguntada por cómo ve ella el panorama cultural y musical en Almería actualmente, me dice que está encantada de “ver que el gran talento artístico que hay en esta ciudad se está desarrollando y exteriorizando”. “Este lugar, y otros en la cuidad, sirven de motivación a artistas de aquí para seguir perfeccionándose y mostrar sus creaciones, así como permite a los espectadores disfrutar de la belleza de momentos que se crean dando estas oportunidades”. Además, continúa comentándome, tienen una relación excelente con sus vecinos de La Guajira, por ejemplo, ambos locales, siempre (me consta), muy respetuosos con el entorno en cuanto a terminar las actuaciones a una hora adecuada o los ruidos.

Y para ir finalizando…, a modo de colofón de esta entrevista, Yolanda me dio una primicia que pronto verá la luz en Almedina Baraka : nada más y nada menos que la inauguración de un espacio para la fotografía, para exposiciones y presentaciones de fotógrafos y fotógrafas cuyos trabajos se podrán ver en la primera planta. La primera exposición estará dedicada al fotógrafo Antonio Molina Pérez, al que además, está grabando un pequeño documental que acompañará la exposición de sus fotografías.

Gracias Yolanda, aunque sé que no necesitas ser visibilizada porque tu actividad queda a la luz, y no la realizas en solitario…, es un placer ver que se afianza, y desde luego, es un ejemplo para much@s de quienes amamos la Cultura y esta diversidad de culturas que tenemos a mano…

Desde el corazón…, nos vemos pronto por Almedina Baraka o sus magníficos alrededores.

Maribel Úbeda. Almería, Abril-Junio de 2019.

________________________________________________________________

[1] En mi estimada Wikipedia encuentro el significado de Baraka, según los diccionarios al uso, Colins: Encyclopaedia of Islam:   La baraka (en árabe بركة, “bendición, carisma, gracia divina”), en el islam, es una especie de bendición, de continuidad de presencia espiritual y revelación que comienza con Dios y fluye a través suya y a lo más cercano a Dios.12​  La baraka puede encontrarse dentro de objetos físicos, lugares y personas, como elegidos por Dios. La baraka es un concepto importante en el misticismo islámico, en particular el sufismo. Impregna los textos, creencias, prácticas y espiritualidad sufíes y simboliza la conexión entre lo divino y lo mundano  (…).

_____________________________________________________________________

Programación actualizada de Almedina Baraka, en Instagram. 

____________________________________________________________________

Almería vista por Bernard Plossu y Vicente Aranda-Goytisolo. Y María Cañas…en el CAF

julio 26th, 2018 julio 26th, 2018
Posted in Almería, Fotografía, Lugares para el arte y cultura, patrimonio cultural, sentir, Textos propios
Comentarios desactivados en Almería vista por Bernard Plossu y Vicente Aranda-Goytisolo. Y María Cañas…en el CAF

En el Centro Andaluz de la Fotografía, en su sede principal, en Almería, confluyen tres exposiciones que creo que merece la pena reseñar…y…aconsejar su visita: “Almería” del francés Bernad Plossu, “Campos de Nijar” del cineasta Vicente Aranda, y “La cosa vuestra” de la realizadora y artista María Cañas. Además de la muestra en la biblioteca de: Los cuadernos de la kursala , colección que ya forma parte del Centro de Documentación del Museo Reina Sofía y que puede ser considerada como una “de las principales influencias en la edición del fotolibro en España”.

 

En esta ocasión, se va a poder respirar Almería en grandes dosis, porque, aunque Imagina -proyecto iniciado por el alma mater de esta institución, Manuel Falces- siempre tuvo parte de su mirada en la Imagen fotografiada de las tierras o territorio (gentes, lugares, paisajes…) de Almería, de la mano de magnífic@s fotógraf@s, esta vez…vamos a contemplar una revisión, en b/n y pequeño formato, en su mayoría, de unas Almerías que se mueve entre los años 60 y finales de los 80… Y lo digo en plural porque son dos exposiciones que la recorren, de forma individual.

Ambas plantas del Centro, pues, las hayamos repletas de tomas fotográficas que nos hablan de unas tierras almerienses encontradas, percibidas, divisadas y capturadas por los trabajos de Bernard Plossu (fotógrafo francés nacido en Vietnam y muy vinculado a estas tierras por su familia política),  y por otro lado, de Vicente Aranda (el cineasta, que no solía realizar trabajos fotográficos tan extensos) siguiendo a Goytisolo y sus Campos de Nijar…

Cada exposición individualmente merece su propia reseña y escrito (o post en este caso), y también, aunque son fotografías de otro cariz, y otro signo estético y conceptual, la exposición de María Cañas, en la sala multimedia (la de menor tamaño pero grandeza interior como me gusta decir… ;-)…con unos trabajos, en videocollage y collage o montajes, que juegan con el significado de la imagen  de forma comprometida e intensa, ya a primera vista.

Visitad el CAF, y su biblioteca abierta al público, así como su pequeña tienda con publicaciones fotográficas, siempre de autorías de primera fila.

La web de referencia: www.centroandaluzdelafotografía.es

Hasta pronto…